Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Protección de datos para instituciones sanitarias y la LGPD

En la era de la información y la hiperconectividad, la protección de datos en las organizaciones sanitarias se ha convertido en un imperativo no sólo legal, sino también ético y estratégico.

La línea cada vez más difusa entre el mundo digital y el físico ha elevado la gestión y la seguridad de los datos a una cuestión de vital importancia.

Para el sector sanitario, esta necesidad es aún más crítica.

Las organizaciones sanitarias manejan a diario grandes volúmenes de datos sensibles y confidenciales, que requieren el máximo nivel de protección.

Sin embargo, con la Ley General de Protección de Datos (LGPD), que representa un cambio paradigmático en las prácticas de gestión de datos, este sector se enfrenta ahora a un nuevo reto.

En este escenario de transformación digital y de mayor concienciación sobre el derecho a la intimidad, las instituciones sanitarias deben adaptarse a las exigencias de la LGPD.

Por lo tanto, es esencial comprender la magnitud de la LGPD y cómo la protección de datos en las instituciones sanitarias puede repercutir positivamente en la relación con los pacientes, la eficacia de los procesos y la reputación de las organizaciones.

La convergencia de la LGPD y la seguridad de los datos en la sanidad

La Ley General de Protección de Datos (LGPD), en vigor desde 2020, ha llegado como un hito normativo en Brasil.

Estableció un nuevo nivel de derechos y responsabilidades relacionados con la privacidad y la protección de datos personales, que afecta directamente a las instituciones sanitarias.

La LGPD clasifica los datos sanitarios como “información sensible”, un subconjunto de datos personales que merece mayor protección debido a su naturaleza íntima y a su potencial para causar daños si se exponen indebidamente.

Esto significa que la información sanitaria de los pacientes, que puede abarcar desde su historial médico y genético hasta datos sobre su bienestar físico y mental, se considera especialmente protegida por la ley.

La importancia de la protección de datos para las instituciones sanitarias

Las instituciones sanitarias, que manejan estos datos a gran escala, deben por tanto ajustarse a las directrices más estrictas establecidas por la LGPD.

Esto implica aplicar medidas de seguridad sólidas para evitar la filtración o el uso indebido de esta información, así como garantizar el consentimiento explícito de los interesados para su recogida y uso.

Así pues, la LGPD eleva el nivel de protección de datos de las organizaciones sanitarias, exigiéndoles un compromiso aún mayor con la privacidad y la seguridad de los datos de los pacientes.

A su vez, impone la necesidad de revisar y mejorar constantemente los protocolos de seguridad de datos, las políticas de privacidad y las prácticas de gestión de datos.

En la práctica, el RGPD y la seguridad de los datos sanitarios están ahora intrínsecamente ligados, y el cumplimiento del RGPD se ha convertido en una parte inseparable de la asistencia sanitaria.

LGPD: de la teoría a la práctica

Estrategias de protección de datos para instituciones sanitarias

Crear un entorno de confianza y seguridad en torno a los datos de los pacientes no es una tarea sencilla, pero es una necesidad imperiosa para las organizaciones sanitarias en la era del GDPR.

A continuación exploraremos algunas estrategias cruciales para la aplicación eficaz de la protección de datos en las organizaciones sanitarias.

Dominar la ley

La base de cualquier estrategia de protección de datos comienza con un conocimiento exhaustivo del RGPD.

Esto implica familiarizarse con todas sus disposiciones y directrices, así como con sus implicaciones específicas para el sector sanitario.

Invierta en asesoramiento jurídico especializado para ayudar a su institución a navegar por la complejidad de la ley y garantizar su pleno cumplimiento.

Evaluación del riesgo de los datos

Para aplicar eficazmente la protección de datos en las organizaciones sanitarias, es crucial realizar una evaluación del riesgo de los datos.

Este proceso implica identificar y analizar los riesgos potenciales que podrían amenazar la seguridad de los datos de los pacientes.

Incluyen la evaluación de los sistemas informáticos existentes, la identificación de posibles puntos débiles y la aplicación de medidas de seguridad adecuadas para minimizar los riesgos.

Implantar políticas y prácticas de protección de datos

Desarrollar y aplicar políticas y prácticas rigurosas de protección de datos, adaptadas a las necesidades y retos específicos del sector sanitario.

Implemente directrices claras sobre cómo se recopilan, almacenan, procesan y comparten los datos de los pacientes dentro de su organización, garantizando el cumplimiento continuo del GDPR.

Educación y formación sobre protección de datos

Una de las claves de la protección de datos en las instituciones sanitarias es crear una cultura organizativa que valore la privacidad y la seguridad de los datos.

Este reto puede superarse mediante un programa continuo de educación y formación.

Un programa de este tipo dota a todo el personal de los conocimientos y habilidades necesarios para manejar adecuadamente los datos de los pacientes y mantener el cumplimiento del GDPR.

Estas estrategias no solo garantizarán el cumplimiento del GDPR, sino que también mejorarán la seguridad de los datos de los pacientes, aumentando la confianza y la satisfacción de estos y mejorando la reputación de su organización sanitaria.

El RGPD como oportunidad

A menudo, el RGPD se ve solo como un requisito legal que hay que cumplir, un obstáculo que hay que superar.

Sin embargo, es fundamental reconocer que la LGPD, y la consiguiente necesidad de una sólida protección de datos para las instituciones sanitarias, también representa una importante oportunidad de mejora institucional y diferenciación en el mercado.

  • Reforzar la relación con los pacientes

El cumplimiento de la LGPD demuestra el compromiso de la organización con la privacidad y la seguridad de los datos de los pacientes.

Reforzar la relación entre las instituciones sanitarias y sus pacientes, que se darán cuenta de la consideración y el respeto por la integridad de su información personal.

Al fin y al cabo, la confianza es la base de cualquier relación, especialmente en el sector sanitario, donde se intercambia constantemente información confidencial.

  • Diferenciación del mercado

Una organización sanitaria que cumple estrictamente la LGPD e invierte en la protección de los datos de los pacientes destaca en un mercado cada vez más competitivo.

La preocupación por la privacidad y la seguridad de los datos no sólo ayuda a evitar sanciones normativas, sino que también puede utilizarse como una poderosa herramienta de marketing para atraer a nuevos pacientes y retener a los actuales.

  • Mejora de la infraestructura digital

Los requisitos de cumplimiento del RGPD pueden impulsar a las organizaciones sanitarias a mejorar su infraestructura digital.

La implantación de nuevas tecnologías y prácticas se traduce en sistemas de datos más seguros y eficientes que no sólo benefician a la protección de datos de las organizaciones sanitarias, sino también a la calidad general de la atención al paciente.

Por lo tanto, la adopción de la LGPD y la protección de datos para las instituciones sanitarias no deben considerarse sólo como una obligación legal, sino más bien como una vía de mejora.

De este modo, las organizaciones sanitarias tienen la oportunidad de mejorar su relación con los pacientes y destacar en un mercado competitivo. Además, esto puede impulsar la innovación en su infraestructura digital.

Acerca de Eval

EVAL lleva más de 18 años desarrollando proyectos en los sectores financiero, sanitario, educativo e industrial. Desde 2004 ofrecemos soluciones de autenticación, firma electrónica y digital y protección de datos. Actualmente estamos presentes en los principales bancos brasileños, instituciones sanitarias, escuelas y universidades, así como en diferentes industrias.

Con un valor reconocido por el mercado, las soluciones y servicios de EVAL cumplen las normas reglamentarias más exigentes de organizaciones públicas y privadas, como SBIS, ITI, PCI DSS y LGPD. En la práctica, fomentamos la seguridad y el cumplimiento de la normativa en materia de información, el aumento de la eficacia operativa de las empresas y la reducción de costes.

Innova ahora, lidera siempre: descubre las soluciones y servicios de Eval y lleva a tu empresa al siguiente nivel.

Eval, la seguridad es un valor.

Sobre el autor

Otros puestos